Facultad de Derecho UDP organiza debate político-técnico en torno a “una justicia que se haga cargo de los conflictos cotidianos”

Cuatro representantes de candidaturas presidenciales ya confirmaron su participación en un seminario dedicado al tema, el próximo 21 de junio.

Imagen-Tribunales-de-Justicia-3-820x385

En el evento se presentarán propuestas para el diseño de una política pública que permita dar respuesta a estas necesidades legales de amplios sectores de la sociedad, además de involucrar en la discusión a quienes trabajan en la elaboración de agendas programáticas de gobierno. Es así como Diego Abogabir, del equipo de Felipe Kast (Evópoli); José Antonio Henríquez, de la candidatura de Marco Enríquez-Ominami (PRO); Juan Pablo Hermosilla, del grupo de  independientes por Carolina Goic (DC), y Nicolás Frías, de la candidatura de Sebastián Piñera (Chile-Vamos), aceptaron la invitación a integrar el panel “La reforma a la justicia civil y las pequeñas causas en la agenda pública”, que será moderado por la académica de Derecho UDP, Alejandra Mera. Previamente intervendrán los profesores Ricardo Lillo y Macarena Vargas, quienes junto al decano Juan Enrique Vargas,  expondrán en el panel “Propuestas para una nueva justicia civil de los conflictos cotidianos”.

Organizado por el Programa de Reformas Procesales y Litigación de la Faculta de Derecho UDP, el seminario: “Hacia una Justicia que se haga cargo  de los conflictos cotidianos”, se llevará a cabo el próximo miércoles 21 de junio, de 17 a 19.30 horas., en el Auditorio de la misma. Y parte del siguiente diagnóstico: “En el último tiempo ha cobrado fuerza en nuestro medio la necesidad de ampliar el acceso de la ciudadanía a la justicia civil, y en particular en una serie de conflictos de alta prevalencia entre la población que en la actualidad no encuentran una respuesta de parte del sistema de justicia formal. Esta necesidad, que tampoco fuera considerada en los anteriores proyectos, debiera ser, sino la principal, una de las más importantes motivaciones para emprender una reforma a la justicia civil en nuestro país”.

La afirmación se refiere específicamente a aquellos problemas denominados “cotidianos”, tales como la prestación y contratación de servicios, adquisición  y remodelación  viviendas, oficinas y locales comerciales, compra y venta de productos variados, suscripción de  créditos y otra gran cantidad de servicios financieros. “En el marco de esas actividades solemos tener conflictos y estamos acostumbrados a que más allá de un reclamo o alguna otra gestión de buena voluntad, no tenemos la opción de hacer valer nuestros derechos”, plantearon los académicos e investigadores Ricardo Lillo y Cristián Riego, en una reciente columna sobre el tema publicada por El Mercurio Legal.

Diversas barreras, como la falta de información, el excesivo formalismo del procedimiento civil escrito, un lenguaje demasiado técnico, el costo de honorarios profesionales y gastos procesales, el largo tiempo de duración que puede tomar un asunto entre ingreso y sentencia de término, la falta de un sistema eficaz de ejecución de los fallos, entre otros, terminan por alejar estas “causas cotidianas” de los tribunales civiles”, agregaron, por lo que  “el sistema de justicia no es una opción real para la gran mayoría de los ciudadanos en la resolución de sus conflictos civiles”.

Para dar satisfacción a estas necesidades, plantearon, se debe contemplar la utilización de procedimientos sencillos, donde la demora y los costos monetarios sean reducidos dramáticamente, entre otras medidas.

El Seminario se presenta entonces como una oportunidad de  fomentar esta discusión, avanzando en algunos aspectos que, a la luz de experiencias, tanto comparadas como obtenidas de proyectos nacionales (como por ejemplo las casi fenecidas Unidades de Justicia Vecinal), “parecen claves con miras a la discusión de un proyecto más concreto en la materia”, enfatizan.

Foto: La Tercera.com

X