Conoce a Tomás Sánchez y María Jesús Pérez, los ganadores de la Beca de Internacionalización BCI/UDP 2018

Cada año, la Facultad de Derecho UDP y el Banco BCI lanzan una convocatoria para la Beca de Internacionalización Banco BCI /UDP, el cual otorga $10,000 dólares a dos estudiantes ($5,000 cada uno) para ir de intercambio en cualquier universidad de Europa, Estados Unidos, Canadá u Oceanía, con las cuales -la Universidad o la Facultad- posean un convenio vigente.

Los estudiantes que postularon presentaron un proyecto académico, aprovechando la experiencia, conocimientos o contactos a adquirir durante su estadía en el extranjero, cuyo foco de investigación se tenía que enfocar en las áreas del Derecho Civil, Derecho Corporativo o Derecho Regulatorio.

Tomás Sánchez

Este año los seleccionados fueron Tomás Sánchez Egaña y María Jesús Pérez Rojas. “Siempre había tenido mucho interés en realizar un programa de intercambio al extranjero y cuando se abrió la convocatoria para la Beca BCI/UDP pensé que esta podía ser una gran oportunidad para materializar ese interés”, comenta Tomás, quien agrega que “es muy positivo apoyar los proyectos de investigación y la internacionalización que tienen los y las estudiantes de nuestra Facultad. A través de convocatorias como esta es que se logra promover el desarrollo de actividades académicas por parte del alumnado y la vinculación con diferentes sistemas jurídicos internacionales, además de un intercambio cultural muy enriquecedor para la formación tanto humana como profesional”.

Por su parte, María Jesús explica que siempre soñó con ser beneficiaria de una beca. “Pensé que hacer un proyecto académico para obtener una beca no era algo de tan alta complejidad, considerando que en la universidad te enfrentas en general a miles de problemas que pueden ser solucionables por esta vía”, aclara. Y dice que otra de las motivaciones para postular fue que “podemos tener de ganar una beca por el hecho de generar una independencia (…) y que uno puede valerse por sí mismo para generar este tipo de experiencias aún más enriquecedoras, tomando en cuenta que vienen con un proyecto de por medio”.

Las becas cubren los costos de los pasajes ida y vuelta, los de un seguro médico básico y los gastos de alojamiento y alimentación durante el desarrollo del intercambio. Así, María Jesús ya tiene claro donde ir: a la Universidad de Utrecht (Holanda). “En primer lugar por el idioma. Obviamente, me parece bueno generar un poco de desafío. Además, porque es un país que se caracteriza por su diversidad e inclusión”, explica.

María Jesús Pérez

En tanto, Tomás tiene como opciones a Holanda o Inglaterra “debido al prestigio y calidad de sus Facultades de Derecho y la posibilidad de perfeccionar otro idioma, pero particularmente porque aquellos países destacan en el estudio sobre Compraventa Internacional de Mercaderías, que fue el tema de investigación propuesto para la obtención de la beca”.

¿Qué recomendación entregan a los futuros postulantes? “Muchas personas no se ganan las becas porque no saben que existen siquiera, así que si escuchan de esto y piensan ‘no, imposible que me la gane’, gánenle a esa voz en su cabeza y juegensela”, expresa María Jesús Pérez.

“Es increíble que le den la oportunidad a las personas que económicamente necesitan un apoyo económico, sobre todo para algo tan caro como viajar al extranjero, y que claramente esa debiese ser la prioridad. Pero también es necesario prestar apoyo a las personas que han tenido una trayectoria académica lo suficientemente buena que demuestre que el otorgamiento de la beca no solamente iría en beneficio de esa persona, sino que de la comunidad estudiantil en general” – María Jesus Pérez Rojas.

“(Les recomiendo) que se esfuercen al máximo en la elaboración del proyecto de investigación o actividad académica para la postulación de la beca intentando elegir temas innovadores, y no dejar pasar oportunidades como esta ya que no se pierde nada intentándolo” – Tomás Sánchez Egaña.

X