El Mercurio | Apoyo a Lula – Juan Enrique Vargas

Sorprende la carta firmada por personalidades nacionales de izquierda, incluida la ex Presidenta Bachelet, en que solidarizan con el ex Presidente brasileño Lula da Silva y le solicitan al Poder Judicial brasileño que le permitan inscribirse como candidato presidencial.

Sorprende porque se trata de una persona condenada, en dos instancias, a 12 años de prisión por corrupción y que paralelamente es objeto de investigaciones penales en una serie de otras causas abiertas por delitos similares.

La condena en su contra se dictó luego de haberse acreditado que recibió un soborno de 1,1 millones de dólares de parte de la constructora OAS, asociado al departamento tríplex en Guarujá. Una de las pruebas para ello fue la propia declaración autoinculpatoria de Leo Pinheiro, ex presidente de OAS. En las otras causas se investigan diversos sobornos que habría recibido de parte de la constructora Odebrecht, los que incluyen un terreno para la construcción del Instituto Lula y otro inmueble en Sao Paulo. También hay denuncias en su contra por tráfico de influencias y de lavado de dinero en automotrices y en la compra de aviones Gripen, así como de intentos por evitar que empresarios llegaran a acuerdos con la justicia y hablaran de los esquemas de sobornos.

Se le imputa igualmente participar en una política de promoción internacional de las actividades de Odebrecht (que ya sabemos cómo se llevaban a cabo), gestionando ilegalmente su financiamiento a través del banco BNDES. Respecto de la posibilidad de presentarse como candidato presidencial, es necesario recordar que fue la ley ‘ficha limpia’, aprobada el año 2010 durante el propio gobierno de Lula, la que impide que condenados en segunda instancia puedan ser incluidos en una elección. Los latinoamericanos no debiéramos apoyar ni a los condenados ni a los imputados en los casos de corrupción, sino más bien agradecer la forma ejemplar en que el Poder Judicial brasileño ha logrado avanzar en la lucha contra estos delitos.

El domingo, este medio informó que un grupo de parlamentarios chilenos realizó una demostración frente al Congreso con un cartel que decía ‘Todos somos Lula’. Solo resta desear que no sea cierto.

X