Informe de la Facultad de Derecho UDP analiza efectividad de los controles preventivos de identidad

Los datos evidenciaron que un 98% de las personas controladas no poseen órdenes de detención pendientes y que durante el 2017 y 2018, Carabineros realizó 70 mil controles a menores de 18 años.

3 millones 600 mil ingresos de controles preventivos de identidad fue la base de datos que Carabineros le entregó – tras una batalla judicial de un año- a los profesores de la Facultad de Derecho, Mauricio Duce y Ricardo Lillo, en el año 2018.

El Informe de hallazgo preliminares sobre la evaluación empírica del uso de los controles de identidad en Chile, reveló que durante el 2017 –segundo, tercer y cuarto trimestre- y el primer trimestre del 2018, se realizaron 70.317 controles preventivos de identidad a menores de 18 años y mayores de 14. De estos, en un 2% se encontraron órdenes de detención pendientes y/o se generaron detenciones.

El investigador responsable del estudio, Mauricio Duce, explicó que “los datos representan que el Gobierno está potenciando un proyecto sin tener un diagnóstico claro de lo que está ocurriendo en la realidad. Según los datos, de cada 100 jóvenes controlados, el 98 de ellos no tienen ninguna orden de detención pendiente”.

Foco de los controles

En promedio, durante el 2017 e inicios del 2018, Carabineros realizó 206 controles preventivos de identidad por cada mil habitantes. Una cifra que aumenta radicalmente cuando se analizan los controles realizados a los hombres de todas las edades, los cuales representan un 80% de los controles en comparación con las mujeres que son el 20.

Promedio que aumenta en los jóvenes de entre 20 a 29 años, donde por cada mil habitantes Carabineros realizó 675 controles. Esto mientras que a los hombres de entre 30 y 39 años, se realizaron 600 controles por cada mil habitantes.

Cifras que se disparan si se comparan con la experiencia internacional, donde en Nueva York, hasta el año 2013 –luego que los Tribunales declaran inconstitucional el control preventivo de identidad de la forma en que lo ejercía la policía- se hacían 64 controles por cada mil habitantes. Mientras que en Gales, Reino Unido, se realizan 5 por cada mil habitantes. 

Efectividad control preventivo

Si antes que se aprobara el control preventivo de identidad – entre 2011 y 2015- el promedio de controles investigativos era de 2 millones aproximadamente, ahora es de 400 mil. Según los datos recopilados por los académicos UDP, los controles investigativos bajaron en un 90% en los últimos años.

“El control investigativo pone la exigencia de que haya un indicio o sospecha por parte del policía al momento de realizar el control, mientras que el preventivo no exige nada. El control investigativo produce mucho mejores resultados que el preventivo ya que detiene al doble de personas que el preventivo”, señala Duce.

De acuerdo al informe, cada 28 controles investigativos se detiene a una persona y cada 56 controles preventivos se detiene a una persona. “Antes se hacían 2 millones de controles investigativos logrando una cantidad de detenidos. Ahora, se necesitan cuatro millones de controles preventivos para llegar a la misma cantidad de detenidos. La pregunta que nos hacemos entonces es ¿Por qué gastamos muchos más recursos policiales y económicos en algo que ya se hacía antes?”, acota el académico.

El informe –que un futuro se convertirá en un paper de investigación- pretende medir si los controles estaban cumpliendo con los objetivos para los cuales se justificó la ley en el 2016: habían muchas órdenes de detención pendiente y que había que mejorar la eficacia en la prevención y disminución de la delincuencia.

“Los resultados demuestran que el control preventivo de identidad no ha servido para eso. El rendimiento de estas facultades en términos de prevención y reducción de la delincuencia es marginal”, dictamina Duce.

X