Pablo Soto se convirtió en el segundo Doctor en Derecho de la UDP tras exitosa defensa de tesis

El abogado y docente de Derecho administrativo de la UDP fue calificado «con distinción» y obtuvo unanimidad en la presentación de su investigación «El reproche personal en el Derecho administrativo sancionador».

Pablo Soto Delgado, abogado, académico UDP y nuevo Doctor en Derecho.

La mañana del miércoles 17 de julio, Pablo Soto Delgado defendió con éxito su tesis doctoral y se convirtió en el segundo Doctor en Derecho de la Universidad Diego Portales, luego que Karla Vargas lo hiciera en diciembre del 2018. El abogado y docente de Derecho administrativo de la UDP presentó la tesis doctoral «El reproche personal en el Derecho administrativo sancionador».

En la tesis se discute la procedencia del llamado principio de culpabilidad en materia de sanciones administrativas, en particular la necesidad de exigir dolo o culpa como presupuesto de una sanción, así como la posibilidad de la solución contraria, cual sería un régimen de responsabilidad objetiva.

El autor se decanta por exigir culpa como mínimo, sobre la base de una justificación funcional y no principialista, entendiendo que resulta irracional y contraproducente castigar al que ni siquiera ha sido descuidado y que un modelo culpabilístico correctamente diseñado no es un obstáculo para la eficacia de las sanciones administrativas.

El tribunal estuvo presidido por el académico Jaime Couso (profesor de Derecho penal de la UDP) e integrado por los profesores Jaime Arancibia (docente de Derecho administrativo de la U. de los Andes) y Raúl Letelier (profesor de Derecho administrativo de la U. de Chile).

De izquierda a derecha: Héctor Hernández (Director académico de Doctorado en Derecho), Jaime Arancibia, Pablo Soto, Jaime Couso y Raúl Letelier.

La tesis culminó con una propuesta tanto para el legislador como para el intérprete de un modelo que, si bien admite variaciones sectoriales, se satisface en principio con una culpa sin representación, altamente exigente (culpa levísima) y con inversión de la carga de la prueba.

Como hallazgos colaterales, la tesis de Pablo Soto disuelve ciertos malentendidos recurrentes, entre los que destacan: la comprensión de la strict liability anglosajona como modelo de responsabilidad objetiva o la creencia en cuanto a que la llamada “culpa infraccional” de la jurisprudencia chilena es algo distinto de un modelo puro y simple de exigencia de culpa.

Tras la presentación de su trabajo -el cual recibió buenos comentarios por parte del tribunal- y de resolver las dudas de profesores que integraban esta instancia, se decidió por unanimidad que Soto aprobara con distinción. Al término, los miembros del tribunal destacaron la relevancia y actualidad del tema, así como el carácter crítico y propositivo de la tesis.

X