Profesora Lidia Casas y profesor Pablo Contreras se adjudicaron Fondecyt de Iniciación 2018

Lidia Casas

Un total de 363 proyectos serán financiados gracias al concurso Fondecyt de Iniciación 2018, el cual “apoya el desarrollo de proyectos de entre dos y tres años de duración” y que se define como “la puerta de entrada de investigadores al sistema nacional”.

De esa cifra, 156 (43%) son para el área de las Ciencias Sociales y las Humanidades, donde Ciencias Jurídicas y Educación -con 25 proyectos (16%) cada uno- fueron las disciplinas que se adjudicaron una mayor cantidad de iniciativas.

Entre los proyectos financiados hay dos de profesores de la UDP: la profesora y directora del Centro de DD.HH., Lidia Casas, y el profesor Pablo Contreras.

La investigación de la profesora Casas se titula “Acoso moral y tutela de protección de derechos fundamentales. Una revisión de la jurisprudencia y las prácticas los operadores de justicia en torno al acoso laboral desde una mirada de la discriminación de género”. Lo que busca esta investigación es “comprender y explicar el funcionamiento cotidiano respecto de cómo el derecho del trabajo se pone en acción” analizando “cómo las herramientas procesales existentes (la tutela) y aplicación concreta por parte de los agentes del sistema judicial (abogada/os y juezas y jueces) enfocan los casos de acoso moral y la relación con la discriminación de género”.

Agrega que el objetivo general del proyecto es “comprender y explicar la sistemática discriminación de género involucrada en casos de acoso moral. Esta propuesta busca dar respuesta a una pregunta principal: el ejercicio y las prácticas de los operadores/as jurídicos, ¿reconocen la dimensión y discriminación de género en las situaciones de acoso moral laboral?”

Pablo Contreras

En tanto, el profesor Contreras se titula “El reconocimiento y protección de la autodeterminación informativa como marco teórico adecuado para la comprensión de los derechos de las personas en tanto límite al acceso a la información pública”. Según explica, este será “un estudio sobre el derecho a la protección de datos personales como nuevo derecho fundamental y su relación con la Ley de Transparencia”.

Argumenta que en el artículo 8 de la Constitución Política de Chile, “la publicidad de los actos de los órganos del Estado puede ser restringida cuando se afecte, entre otros, a los derechos de las personas. El Congreso Nacional ha aprobado recientemente una reforma constitucional que consagra explícitamente el derecho a la protección de datos personales. Antes de su reconocimiento iusfundamental explícito, la jurisprudencia tutelaba este derecho bajo el respeto a la vida privada y conforme a la hoy desfasada regulación que lo protege”.

Así, dice el académico, “se ha impedido una protección idónea de los intereses que subyacen al derecho, especialmente, en casos relativos al acceso a la información pública. La situación anteriormente descrita demanda una reconstrucción dogmática que permita dar cuenta de la autodeterminación informativa, en su estructura, como un derecho fundamental y de sus necesidades regulatorias a nivel legal, para optimizar su tutela en la aplicación de la Ley No. 20.285, Sobre Acceso a la Información Pública”.

Concluye que “la hipótesis de este proyecto de investigación es que la ausencia de una dogmática de la autodeterminación informativa como derecho fundamental y la existencia de una legislación deficitaria han impedido la tutela efectiva de la protección de datos personales, particularmente, en casos de acceso a la información pública”.

Según la comenta la profesora Casas, “adjudicarse un Fondecyt es de importancia para la UDP, la Facultad y también para mi. En lo personal, porque es un reconocimiento de que la propuesta viene a llenar un vacío en el conocimiento que busco producir, su enfoque es novedoso en cuanto incorpora una mirada socio-jurídica de cómo ver el derecho en acción y se contextualiza muy bien en las distintas formas de violencia que trabajadoras pueden experimentar en sus lugares de trabajo marcadas por el género”.

Agrega que “las universidades hoy día se rankean por el número de investigaciones financiadas con fondos concursables, en procesos de selección cada vez más competitivos”. Las cifras respaldan esta afirmación: de un total de 98 proyectos presentados en Ciencias Jurídicas, solo un 25,5% fue aprobado, una de los porcentajes más bajos en comparación a otras disciplinas.

En total, seis académicos UDP se adjudicaron Fondecyt de Iniciacion 2018.

X