El Mercurio | Fiscalía apela de fallo que dejó en libertad a imputado detenido con armas en San Antonio – Cristián Riego

Riego: ‘Tiendo a pensar que el juez debió ser más deferente con la policía’

El profesor UDP Cristián Riego, uno de los ‘padres’ de la reforma procesal penal, abordó el fallo del Juzgado de Garantía de San Antonio y sus repercusiones. Aunque no ha tenido acceso al expediente del caso, dice, le parece que la policía hizo ‘algo relativamente razonable’.

—¿Le parece discutible la decisión?

Es difícil juzgar algo con información limitada y es una normativa compleja, porque hay tres regímenes dando vueltas, el de la Ley de Tránsito y los dos controles de identidad; cada uno tiene distintas hipótesis de aplicación y distintas facultades. Entonces, me parece relativamente razonable, así muy a priori, pensar que es difícil que la policía pueda manejar con tanta precisión los tres regímenes y, por otra parte, no veo que sea una vulneración realmente sustantiva de la privacidad de estas personas. Por eso, tiendo a pensar que el juez debió ser más deferente con la policía, en cuanto a entender que lo que estaban haciendo era algo relativamente razonable.

—¿Pudo permitirse formalizar en la misma audiencia?

—Hay una reforma legal que efectivamente estableció que la declaración de ilegalidad no evitaba la persecución (penal) posterior.

—¿Qué piensa del pronunciamiento del Presidente, afecta la independencia judicial?

—Desde el punto de vista legal, el Presidente de la República —y cualquier político— puede comentar sobre los fallos de los tribunales. Pero con ello corre el riesgo de deslegitimar la función judicial que ya está bastante debilitada a ojos del público. Recordemos que en el gobierno anterior del Presidente Piñera hubo dificultades con esto (…) A pesar de que yo puedo estar de acuerdo hasta cierto punto con el Presidente, no me gusta un Presidente convocando al público en una crítica contra el Poder Judicial. —Ud. ha hablado de una función contra mayoritaria del sistema judicial…

—Los jueces están para oponerse a la voluntad de la mayoría, de la política, del gobierno, en defensa de los derechos de las personas. Ahora, el problema es que si hacen esto de manera generalizada y trivial, lo que termina ocurriendo —y que ya ocurrió muchas veces en Chile— es que la política, el Congreso, les pueden cercenar sus facultades. Esto ha ocurrido varias veces en los últimos 20 años. ‘Los jueces tienen que ser muy prudentes en usar aquellas herramientas que son muy difíciles de interpretar para la población, como la exclusión probatoria, donde se dice ‘bueno, a pesar de que la policía descubrió un caso, no lo vamos a perseguir porque lo hizo violando algunas normas de derechos fundamentales’. Eso es algo que en cualquier país es muy difícil de aceptar para la población, es una lógica muy contra intuitiva’.

X