Equipo de alumna de Derecho UDP es finalista en concurso de innovación científica

Paulina Olmos (a la izquierda en la foto) y
Josinna Barahona. Ambas son parte del equipo Rizop.

Once proyectos científicos fueron los finalistas de la quinta versión del Concurso “Aplica tu Idea”, que organiza la Fundación Copec UC y que busca solucionar problemáticas del área de recursos naturales. En total, se recibieron 113 proyectos, donde solo 11 fueron seleccionados, los cuales recibieron $1.500.000 cada uno.

Uno de esos proyectos es “Rizop” el cual es un “biofungicida bacteriano que permite que la fruta que va a ser exportada no sea atacada inmediatamente por el hongo rhizopus, causante de la enfermedad de pudrición blanda de la fruta, haciendo que perdure por más tiempo”. Lo novedoso es que la alumna de cuarto año de Derecho UDP, Paulina Olmos, es la representante del equipo detrás de esta idea.

“Llegue al concurso por medio de mi amiga Josinna (Barahona): ella fue quien me comento sobre este proyecto y juntas decidimos concursar”, dice Olmos, quien acaba de pasar a quinto año. “Somos un equipo multidisciplinario en donde ambas contribuimos al desarrollo de la idea. Josinna se encargó de realizar las pruebas de laboratorio necesarias para generar la prueba de concepto, porque no basta la información bibliográfica para generar la ‘idea’: hay que tener una prueba de que esto sirve y podría servir como producto final”, agrega.  

¿Cómo se relaciona el Derecho con esto? Paulina lo explica: “Mi aporte como estudiante de derecho se enfoca en la ley, como en normativas y regulaciones pertinentes para la producción, empaquetamiento, comercialización y exportación del producto final”.

También valora la formación que le ha otorgado la facultad en el desarrollo de habilidades más blandas como, por ejemplo, la facilidad de poder presentar el producto frente a un comité y de defenderlo, como también de poder establecer relaciones con otras personas y generar redes de contacto más allá del mundo científico.  

“La idea surgió de un problema que tienen la mayoría de los cultivos agrícolas, que es la existencia del hongo Rizhopus tanto en pre y post cosecha. Este es un tema económicamente importante si no se controla. Por otro lado, el uso indebido de plaguicidas químicos está generando problemas de salud en las personas que manejan estos productos como la limitación de los vegetales exportados hacia diferentes mercados internacionales”, comenta Olmos.


“Mi aporte como estudiante de derecho se enfoca en la ley, como en normativas y regulaciones pertinentes para la producción, empaquetamiento, comercialización y exportación del producto final”.

Explica que ellas sabían que existían bioplaguicidas a base de bacterias y hongos, pero que buscando en la bibliografía se enteraron que algunas bacterias eran capaces de liberar compuestos controladores. “Con ello, aislamos bacterias endémicas del ambiente y usamos el sobrenadante, es decir, donde solo se encuentran estos compuestos. Hicimos dichas pruebas en laboratorio y resultaron positivas para el desarrollo de Rizhopus”, dice.

Hoy están desarrollando más experimentos acondicionados y necesarios para avanzar en un bioplaguicida. Además, están preparando los ensayos necesarios para que el producto sea certificado por el SAG y así cumplir con la ley y normativas establecidas en Chile.

Para Paulina el participar de este concurso ha sido muy interesante: “He tenido que aprender sobre ciencia, experimentos claves y cómo afecta el hongo a los cultivos, de manera general. Además, por participar en los talleres del concurso, sé sobre temas relacionados al negocio, mercado, validación del producto y varios temas relacionados con el comercio y la venta de una idea a posibles inversionistas”.

X