Abogados califican de “positivo” que Abbott se abra a reformar el funcionamiento de la fiscalía

Mauricio Duce en El Mercurio

Pero unos dicen que aún debe verse cómo se ‘aterrizarían’ esas propuestas y otros advierten que no deben perderse de vista temas como el accountability de los persecutores adjuntos y jefes.Una unidad especial para la instrucción de sumarios, un control cruzado para las investigaciones penales, modificaciones y el fin de las reuniones ‘uno a uno’. Esas son cuatro de las propuestas que realizó en entrevista con ‘El Mercurio’ el fiscal nacional, Jorge Abbott, para mejorar el funcionamiento del Ministerio Público a poco más de un mes de estallar la crisis en Rancagua. 

Abogados y académicos valoraron su apertura a modificaciones. Los anuncios presidenciales se conocen hoy. 

Necesidad de ‘verdadera accountability’ 

‘Tal y como se han ido dando las cosas, me parece que pudo ser un error la autonomía constitucional del Ministerio Público’, dice la abogada y profesora de derecho de la U. Alberto Hurtado, Joanna Heskia, pero agrega: ‘Las medidas anunciadas por Abbott van en la dirección correcta, aunque me parece que quedan cortas. Es necesario que exista una verdadera accountability de los fiscales, incluidas sus autoridades’.

Sobre el sistema de nombramiento —apunta— se debe avanzar ‘hacia esta mayor transparencia’ y traer ‘gente de afuera que ayude a refrescar la institución’.

Ver ‘la ingeniería del detalle’

A Mauricio Duce, profesor de derecho de la U. Diego Portales, también le parece ‘positiva la disposición a hacer cambios’ y que ‘toque tres o cuatro áreas que son de las más sensibles que hay que abordar’. 

Sin embargo, dice que ‘hay que ver la ingeniería del detalle, porque probablemente ahí puede haber algunas discrepancias o la necesidad de regular mejor algunas cosas’. Por ejemplo, comenta, ‘no me gusta para nada la participación de las cortes de apelaciones en el proceso (de nombramiento) de los fiscales regionales y eso parece que es algo que él (Abbott) considera valioso’. 

‘Más institucional, menos personal’ 

Por su parte, Alex van Weezel, profesor de derecho de la U. Católica, piensa que es ‘muy positivo que se busque elevar la transparencia e introducir elementos de colegialidad en las decisiones’. Sin perjuicio de ello, cree, ‘el tema menos desarrollado y al mismo tiempo más sensible es la designación y accountability de los fiscales regionales. Ellos son las figuras clave del sistema (…) y los blinda la necesidad de resguardar la autonomía de la persecución penal’. 

Una alternativa es que duren mucho menos tiempo en sus funciones y que después sean fiscales adjuntos de grado alto, dice, porque ‘fomentaría que el ejercicio de la función sea más institucional y menos personal’.

X