El Mercurio | Abogados enjuician fallo que enfrenta a derechos civiles con libertad de religión de repostero – Javier Couso

Hubo situaciones de hecho particulares que fundan decisión . La sorpresa que puede provocar el fallo no es rara, porque el fallo lo redacta el juez Anthony Kennedy, ‘el más moderado’, comenta el abogado y académico de la U. Diego Portales, Javier Couso. El profesor aclara también que ‘el fallo se preocupa de decir que no crea precedentes, en el sentido de que lo que ellos le reprochan a la comisión es el lenguaje hostil, mediante el que le dieron la razón a la pareja gay, que a Kennedy y a otros les pareció que era demasiado condescendiente o agresivo con las ideas religiosas de ese banquetero, pero reafirma la mayoría —y por eso el voto de minoría dice que hay mucho del fallo con lo cual está de acuerdo— de que el principio general no se alterará’.

Ese principio general, explica el abogado, es que el mercado, las empresas que ofrezcan bienes y servicios, no pueden discriminar a las personas en base a su orientación sexual o porque ejerzan su derecho al matrimonio gay, en este caso’. Entonces, apunta Couso, ‘este no es un fallo, y el mismo Kennedy, que es quien lo redacta, lo dice, que se pueda leer como alterando lo que la Corte Suprema ha venido diciendo en otros fallos que el propio Kennedy redactó, que es que una empresa que ofrece bienes y servicios no puede negarle esos bienes y servicios a un grupo por su orientación sexual’.

La propia mayoría explica que hubo situaciones de hecho, muy particulares, como lo son estas expresiones de estos comisionados, al justificar su decisión. Con ello, en el fondo se dice que si las comisiones en el futuro no hicieran eso no debería objetarse algo así, plantea. Y ejemplifica diciendo que ‘hay una larga tradición en eso, que viene de por ejemplo quienes le negaban el servicio a negros en el sur de EE.UU. hasta el año 64’. Para el académico, ‘es más bien un tirón de orejas, diría, a cómo fundamentó la Comisión de Colorado para darle la razón a esta pareja gay, porque algunos comisionados expresaron una mirada desdeñosa u ofensiva respecto de las creencias religiosas del señor Phillips, que era el repostero’.

Por eso, dice el abogado, es que hoy los representantes de la pareja gay y la ONG que se preocupa de los derechos humanos o civiles, como los llaman los norteamericanos, dicen que este fallo ‘no lo miraban como peligroso, por decirlo así, para los intereses de las protecciones profesionales que tienen las parejas homosexuales y el LGTB en los Estados Unidos’.

X