Pulso | Entrevista a Javier Couso por fallo del Sernac: “Estamos consolidando un TC politizado, que siente que puede pasar a llevar la Constitución”

El abogado experto en Derecho Constitucional y profesor de la Facultad, Javier Couso, analizó el fallo del T. Constitucional por la Ley Sernac.

“Después del fallo del Tribunal Constitucional (TC) quedaron algunas ideas dentro del proyecto, pero lo central, lo que le daba un nuevo ADN al Sernac, eso desapareció. En definitiva, quedará muy parecido a lo que es hoy”, indica el académico constitucionalistas de la Universidad Diego Portales, Javier Couso.

Lo que quedó, explica el también asesor del Gobierno en materias de esta índole, son la nueva estructura organizativa y la posibilidad de mediación colectiva. No obstante, las facultades para sancionar o normar fueron eliminadas. Pero más allá de los efectos concretos en la Ley del Consumidor, el abogado alerta sobre la arista institucional que abrió el TC al ampliar el perímetro de revisión.

“El Congreso envió al TC para revisión un 19% de las normas del proyecto que tenían carácter de orgánico constitucional y ellos, por la vía interpretativa, revisaron un 42% con un resquicio legal. Hacen una interpretación súper expansiva y termina echando abajo el corazón del proyecto”, recalcó.

¿No hubo un error del legislador?

—El fallo y su revisión fueron una sorpresa total. De 50 legisladores que analizaron a fondo el proyecto, sólo uno expresó dudas y ni siquiera le parecieron tan importantes como para buscar firmas y hacer un requerimiento.

—¿Cuánto influyó el téngase presente de la Cámara Nacional de Comercio?

—Esta presentación no tiene precedente y si bien ni siquiera debió haberse incluido en el dossier, obviamente que influyó. Acá no se utilizó el procedimiento normal de bilateralidad de la audiencia, es decir que frente a un requerimiento se le otorga tribuna al Gobierno y al Congreso para decir por qué discrepan, como ocurrió en el aborto en tres causales.

Como este escrito era inédito no se notificó a ninguna de las partes y eso es una violación grosera al derecho al debido proceso.

Si la entrega de ese escrito fue pública, ¿no podían solicitar una audiencia las partes interesadas?

—Jurídicamente, nadie se puede dar por notificado por la prensa. Acá no hubo una presentación formal para darse por enterado y como nunca había ocurrido (un téngase presente), las autoridades pensaron que el TC no llegaría tan lejos y creyeron que primaría la sensatez.

Y para ser bien francos, nunca había visto que el voto de minoría al perder un fallo hubiera sido tan categórico y le dijera a la mayoría que estaba siendo activista y violando la Constitución como ocurrió acá; eso habla de una ruptura del tribunal que no es menor. Estamos ante un grupo que no tiene que responderle a nadie, es muy complicado cuando en un Estado de derecho se pasa a llevar la Constitución.

Eso es lo que pasó en Venezuela…

—No diría que estamos llegando a ese nivel, pero sí levantar una voz de alerta porque países como Venezuela no se transforman de un día para otro y este fallo es poco acorde con nuestras tradiciones republicanas y contraria al prestigio del TC. Pero los gremios empresariales elogian el fallo…

—Este fallo para los empresarios es pan para hoy y hambre para mañana. Lo celebran por una mirada miope de corto plazo, porque les conviene; pero si se politiza el órgano encargado de velar por el derecho de propiedad puede que en 15 o 20 años más haya una mayoría que no crea en ese derecho y eche abajo algo tan importante para el empresariado. Estamos consolidando un TC politizado, que siente que puede pasar a llevar la Constitución sin mayores problemas.

—¿Qué espera de la designación del sucesor de Carlos Carmona en el TC que es voto de minoría?

—No hay ninguna razón para pensar que Piñera nombrará a alguien de izquierda. Ojalá nombre a alguien de derecha culto, respetado, autónomo como Gastón Gómez o Enrique Barros; bien distintos a su asesor jurídico: Sebastián Soto, su nombramiento sería lo que todos creemos que no debe hacer”.

2201 - Pulso - Sernac - Jaime Couso

X