Autoridades dan la bienvenida a la generación 2018, enfatizando el desarrollo del pensamiento crítico y el libre debate de ideas

“Yo estuve sentado, al igual que ustedes —no aquí, sino que hace 32 años— en lo que era una pequeña facultad, como era en ese entonces la facultad de Derecho de la UDP. Y, con toda claridad, cuando examino mi vida, recuerdo mi experiencia universitaria como una de las mejores cosas que me pudo haber ocurrido: el haber estudiado en esta facultad, que no era nada, sólo un pequeño galpón en la calle Ejército”.

Esa fue una de las reflexiones que el Decano de la Facultad de Derecho de la U. Diego Portales, Marcelo Montero, contó durante su discurso de bienvenida para los más de 260 alumnos que ingresaron el lunes 5 de marzo a estudiar en esta casa de estudios.

En un discurso que duró cerca de 30 minutos, la autoridad hizo hincapié en varios aspectos que, desde su punto de vista, resumen la experiencia universitaria de los jóvenes, en especial en un plantel como la UDP. 

Su exposición comenzó mostrando una foto del artista Jean Henri Lartigue, con la cual realizó una analogía con el ingreso de esta nueva generación de estudiantes. “Una de las cosas que me llamó la atención (de la foto) tiene que ver con el potencial”, dijo Montero. “Es el mismo que traen hoy a nuestra Facultad de Derecho. Ustedes hoy día son algo, pero aspiran a ser otra cosa. Hay muchas cosas que pueden llegar a ser y una de las tantas cuestiones que una buena educación superior debe hacer es captar ese potencial y actualizarlo”.

Tras eso, mostró otra fotografía, esta vez de una mujer. Según Montero, “ella tiene un nombre: se llama autonomía, una palabra que van a escuchar una y otra vez como si fuera un mantra en esta facultad de Derecho, porque éste es uno de los valores centrales de nuestra universidad y de nuestra facultad”.

_39A4784

El Decano de la Facultad de Derecho, Marcelo Montero, dirigiéndose a los nuevos alumnos.

Complementó diciendo que “la persona autónoma se para en el mundo con sus dos pies, sabiendo que es frágil, que las cosas no van a suceder como uno quiere, pero decide tomar riesgos, se hace responsable de sus acciones y —sobre todo— imagina que un futuro es posible”. 

Tras eso, contó la historia de la obra La Fuente, del arista francés Marcel Duchamp, que consiste en un urinario dado vuelta y firmado por él con un seudónimo. “Esto generó un escándalo de proporciones, porque no era arte. Duchamp dijo que el arte debe movilizar a la sociedad, debe ser capaz de remecer el orden establecido, porque si no las sociedades se estancan, y como el agua estancada, se pudre y perece”, dijo Montero. 

Agregó que “el arte no está en el objeto, dijo Duchamp, sino en quien lo mira, el que es capaz de ver las cosas en un modo distinto. Y para poder lograrlo es necesario desarrollar un pensamiento crítico, una forma de ver crítica, que no es la convencional, no es la tradicional. Eso es, para mi y para muchos otros, la esencia de la experiencia universitaria”.

Así, en su último mensaje, el Decano puntualizó que “más allá de que ustedes vienen a aprender ciertas técnicas argumentativas, conocimientos y teorías para convertirse en abogado, lo que vienen a aprender es a mirar diferente, a desarrollar su creatividad. Si en estos años logramos desarrollar la creatividad en ustedes —en una profesión que es extraordinariamente creativa— entonces podremos decir que habremos tenido éxito”.

Directora de Carrera: “Las cosas no son porque sí, porque me lo dijo alguien (…) queremos estimularlos a que ustedes puedan desarrollar una visión crítica”.

Tras el discurso del Decano, vino el turno de Alejandra Mera, la Directora de Carrera de la Facultad de Derecho UDP. En su discurso, coincidió en varios puntos señalados por este último. “Lo que me gustaría y esperaría es que su estadía acá fuera algo cercano a su hogar”, comenzó diciendo Mera. “No solamente porque van a pasar mucho tiempo acá, sino porque van a generar y cultivar aspectos que son muy importantes en la vida universitaria”. 

Mera comentó que es significativa la idea de “tener una visión crítica de los asuntos: yo, en la universidad, iba a los ramos, estudiaba, pero si pudiera hacerlo de nuevo, lo haría de una manera tan distinta, de una manera en que pudiera apreciar las cosas desde afuera y fundamente cuestionar lo que me están entregando los profesores, cuestionar lo que estoy escuchando”.

La directora de carrera de Derecho UDP, Alejandra Mera, dando su discurso.

La directora de carrera de Derecho UDP, Alejandra Mera, dando su discurso.

Continuó: “Estudié en la U. de Chile pero he trabajado toda mi vida, hace 20 años, en esta universidad y creo que es un sello. Valoro ese punto: que las cosas no son porque sí, porque me lo dijo alguien, porque lo dijo una autoridad, sino que queremos nosotros —como profesores— estimularlos a que ustedes puedan desarrollar esa capacidad”. 

Hizo una invitación a “que se apropien y vivan su experiencia universitaria”, como el espacio que ofrece Derecho UDP “en el cual se pueden debatir libremente todas las ideas que tengamos, con el respeto a la dignidad de los demás. Es un rasgo muy fundamental de la facultad, que nos llena de orgullo. Este es un ambiente pluralista donde se van a encontrar con personas de muchos espacios que conforman esta sociedad y eso es también es muy valioso”.

También destacó la gran cantidad de profesores de jornada completa que posee la escuela, cerca de 30, que se dedican a la investigación. Además, recalcó su incidencia en debates públicos como la ley de aborto en tres causales, la Reforma Procesal Penal, los Derechos Humanos u áreas como la migración.

“Tenemos una trayectoria de formación y enseñanza innovadora. Hemos hecho reformas curriculares muy relevantes, con la intención de salir un poco de la estructura enciclopédica de conocimiento y entregarles ciertas destrezas, habilidades, criterios, análisis jurispridencial de casos, de filosofía, que les dan una formación más potente”, dijo la Directora de Carrera.

Centro de Estudiantes: “A la universidad no sólo se puede venir a estudiar, sino que también es un lugar de construcción, de convivencia y para generar espacios de comunidad”.

Tras las presentaciones de Mónica Maureira, de Relaciones Internacionales UDP; Sebastián Romero, de Bienestar Estudiantil de la universidad y Carolina Gutiérrez —la Secretaria de Estudios de la facultad— fue el turno de Mónica Bugueño, presidenta del Centro de Estudiantes de Derecho (CEED)

Luego de presentar a los miembros de la directiva, comentó su motivación para ingresar a la UDP: “Se ha caracterizado y ha sido conocida, públicamente, por ser una universidad pluralista y con un enfoque social, a pesar de ser una universidad privada”. 

Bugueño siguió su discurso contando que el proceso de crecimiento tras salir del colegio no solo se basa en los contenidos lectivos que se enseñan en la universidad, sino que guarda relación con algo mucho más fundamental, profundo y que al vincularlo con nuestra carrera nos puede dar mucho más sentido. Esto pasa por reconocer el privilegio que es hoy en día, en nuestro país, el ingresar a una universidad”. Así, agregó, “la UDP necesita de esa motivación, de esas ganas de construir una universidad mejor y contribuir a su desarrollo”.

La presidenta del Centro de Alumnos de Derecho UDP, Mónica Bugueño.

La presidenta del Centro de Alumnos de Derecho UDP, Mónica Bugueño.

Si bien, dijo la presidenta del CEED, “nos falta mucho para una educación que no funcione bajo lógica de mercado”, si se puede reconocer que “actualmente el ingresar a la universidad nos da la posibilidad de, al menos, conocer a personas que provienen de diversos lugares del país, de distintas realidades”. 

Un aspecto clave para lograr este objetivo es darse cuenta que “a la universidad no solo se puede venir a estudiar, algo necesario, sino que es un lugar de construcción, de convivencia y para  generar espacios de comunidad. Eso se logra participando activamente de las eventos extraprogramáticas de nuestra facultad, de los espacios de organización estudiantil y pasa por darnos cuenta que la realidad es una, pero es necesario comprender que somos capaces de generar cambios dentro de ella”.

La presidenta del CEED argumentó que si bien los conocimientos que nos entrega nuestra universidad y carrera son importantes, “no podemos quedarnos solo con eso”. Complementó: “No podemos egresar de esta facultad solo con haber aprendido Derecho. Hay un millón de temáticas y habilidades para desarrollar que son fundamentales para el desarrollo critico del estudiante. Es decir, estudiantes que sean partícipes de donde estudian y su entorno, que no solo se queden con la información que se les transmite sino que vayan más allá”, dijo Bugueño. 

Conversación con los profesores e “inductores”

Tras los discursos, los nuevos estudiantes se separaron en 13 grupos distintos y se dirigieron a salas de clase de República 105 donde tuvieron un espacio de conversación con algunos de los profesores de jornada.

El profesor Mauricio Duce fue uno de los 13 académicos que conversaron con los alumnos.

El profesor Mauricio Duce fue uno de los 13 académicos que conversaron con los alumnos.

Estos fueron José Julio León, Claudio Fuentes, Jaime Couso, Domingo Lovera, Héctor Hernández, Francisca Barrientos, Juan Ignacio Contardo, Leonor Etcheberry, Mauricio Duce, Ricardo Lillo, Beatriz Arriagada, Tomás Vial y Rodolfo Figueroa.

Tras eso, la nueva generación se reunió con sus “inductores”, alumnos de generaciones más antiguas que servirán de guías durante el primer año. Con ellos también conversaron y recorrieron el edificio de República 105.

Ve las fotos de la graduación en nuestra página de Facebook:

X